• Una nueva flor en el mundo

    Escrito el 26 Febrero, 2017 por el rapsoda
    El espíritu y las palabras de José Saramago visitaron Oviedo el viernes 24 de febrero por la tarde, para narrar una vez más la historia de aquel niño que logró el respeto de todos: por su hazaña, por ir más allá de lo habitual, creer en un propósito, esforzarse hasta lograrlo. Palabras que llegaron al Auditorio de la mano de los intérpretes de “La flor más grande del mundo”, texto del autor portugués y partitura de Emilio Aragón, interpretados por los músicos de la Orquesta Sinfónica del Principado y la Filarmónica de Oviedo, y por los actores y actrices de Plena Inclusión, dirigidos por Oliver Díaz y Nanna Sánchez. Y durante algo más de media hora, las más de 1.300 personas que ocupábamos escenario y platea fuimos mejores personas. Unos cuantos detalles de la puesta en escena resultaron memorables, pero preferiría hablar del trabajo que he visto hacer a Nanna, mi mujer, durante este último año, un trabajo susceptible de favorecer el éxito artístico. Ha actuado como directora que acoge desde la empatía y activa y cultiva un ambiente de participación, interacción e implicación artística, de cooperación entre diferentes y escucha de la diversidad, aportando confianza para investigar y generando energía que canaliza voluntades, invita a la creatividad e impulsa las iniciativas de las y los intérpretes. Y ha celebrado con alegría sus descubrimientos. Todo esto, que es imprescindible para un proceso de creación colectiva, ha encontrado eco en un equipo de personas dispuestas a implicarse y a expresarse artísticamente, voluntarios y profesionales. Sus interacciones y sus emociones emocionaron el viernes, cuando las palabras de Saramago vinieron a visitarnos en Oviedo. Gracias a todas, todos.